Medidas eficientes para reducir el consumo energético

playaLa energía es un elemento imprescindible para producir cualquier bien de consumo, es el motor que mueve el desarrollo, pero también es la causa de algunos de los problemas ambientales más graves del planeta.

El actual modelo energético, basado principalmente en un uso ineficiente de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas) pone de manifiesto la necesidad de cambiar los hábitos de consumo. Los combustibles fósiles cuentan con unas reservas agotables y muy concentradas en unas pocas regiones del mundo, por lo que constituyen una fuente de energía insegura. Además, las emisiones contaminantes que producen están afectando gravemente a la atmósfera y al clima del planeta. Ya nadie pone en duda el cambio climático, y algunos de los procesos humanos (industria, transporte, etc.) que generan los denominados gases de efecto invernadero.

Tierra-y-plantasExisten 2.000 millones de personas sin un suministro de energía fiable, frente a una minoría mundial que consume tres cuartas partes de los recursos energéticos totales. Una situación injusta que demanda un cambio en este modelo energético que pasa por reducir el consumo energético, mejorar la eficiencia y sustituir fuentes de energía convencional por renovables.

 Gran consumo “fantasma”: El Aire Acondicionado

Lo primero para reducir nuestro gasto de electricidad es tener claro qué está consumiendo más. Sin embargo, no resulta nada sencillo ya que existen infinidad  de cosas que tenemos permanentemente enchufadas. No parece lógico desconectar por completo electrodomésticos como la vitrocerámica, pero en otros casos se nos puede quedar cara de tontos al descubrir que uno de los aparatos que tienen mayor consumo fantasma son los equipos de aire acondicionado, así como las bombas de calor o los radiadores eléctricos. Es decir, en muchas casas se sigue gastando electricidad con el aire acondicionado apagado en invierno o con la calefacción apagada en verano, simplemente por dejar estos equipos enchufados (o no bajar el interruptor correspondiente en el cuadro eléctrico de la casa). Es electricidad que estamos tirando.

image001

image001

Si no hay electrodomésticos utilizándose ni bombillas encendidas, parece lógico pensar que el consumo sea bastante cercano a cero. Pero nada más lejos de la realidad: por lo general, siguen gastando. Por ello, se puede empezar por apagar por completo aquellos aparatos que estén en modo espera (el standby del pilotito rojo). Según el IDAE, el standby supondría un gasto medio en los hogares españoles de 231 kWh al año, casi tanto como el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y bastante más que el ordenador (172 kWh). Sin embargo, este cálculo se queda muy corto a tenor de su experiencia midiendo en viviendas. Un caso paradójico es el de algunas cafeteras que pueden incluso llegar a gastar más apagadas que preparando café, cuando se las deja muchas horas en posición ‘ready to use’ (en el que se mantiene el agua caliente).

Cuando se desconectan bien los aparatos el valor marcado en la pantalla del contador baja, pero esto es solo una parte de la energía eléctrica que pagamos sin usar. La mayor sorpresa es descubrir la existencia de un consumo fantasma de electrodomésticos completamente apagados. Hay aparatos que siguen consumiendo para mantener activos algunos sistemas y para estar preparados para encenderse de forma rápida (como cuando pasamos el dedo sobre la vitrocerámica para empezar a cocinar). Esto puede ocurrir con ordenadores, cocinas táctiles, lavadoras, lavavajillas, aparatos con pantallas que den alguna información, aires acondicionados… El único modo de que dejen de consumir de verdad todos estos electrodomésticos es desenchufarlos.

Fuente: www.consumoresponsable.org y Clemente Álvarez para el Blogs.elpais.com

Si quieres, ¡puedes ahorrar!

1

No lo dudes y preserva el medioambiente con soluciones ecológicas, es un consejo de Biocool: http://www.biocool.info/

 

 

 

 

 

Acerca de TERMIGO

Térmigo Microclima es una empresa especializada en ofrecer las mejores soluciones de bioclimatización, climatización natural y calor radiante. En Termigo aprendemos de la naturaleza: La brisa del mar, la radiación del sol y la protección orográfica frente a los vientos, son elementos de inspiración que permiten recrear nuestras soluciones sencillas y eficaces. En Termigo contamos con 10 años de experiencia climatizando zonas de gran volumen y espacios al aire libre. Nuestro objetivo es ofrecer la oferta profesional más amplia de soluciones creativas al confort.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s