Compartir beneficios con los empleados es productivo (II)

shutterstock_5567779Uno de los elementos que las organizaciones incorporan cada vez con más frecuencia a sus fórmulas salariales son los beneficios. Se trata de proporcionar al empleado las herramientas necesarias para mejorar su calidad de vida. A principios de año, Ikea puso en marcha el programa Tack(gracias en sueco), mediante el que, con el consentimiento del empleado, la compañía realizará aportaciones anuales a los planes de jubilación individuales de todos sus colaboradores. La única condición es completar un periodo inicial de cinco años consecutivos trabajando en el grupo y cuando se alcancen los objetivos de resultados del mismo a nivel global -en caso de no cumplir un lustro, acumula lo generado esos años-.

Y Altadis ha estrenado hace unos días @BeforeWork, una iniciativa que se enmarca en el programa Sabemos Cuidarnos, creado en 2014, y que comprende, entre otros, aspectos relacionados con la nutrición, la hidratación y la actividad física. También hace poco que Galp Energía ha puesto a disposición de más de 2.000 personas servicios destinados a la conciliación de la vida laboral y personal, de la mano de Alares, firma que cuenta con más de quince años de experiencia en el mundo de la asistencia familiar y personal.

El reto de los beneficios

grafica-flecha-ascendente-azul-economiaUn ejemplo que ilustra el interés de las empresas por estos servicios son las cifras de Plan Alares 360: lo tienen implantado 92 compañías entre pymes y grandes organizaciones -tres del Ibex 35-, que suman 180.000 trabajadores -en el caso de Repsol las prestaciones llegan hasta los abuelos del empleado-. Javier Benavente, presidente de Alares, afirma que “las empresas que implementan estos servicios consiguen mejoras en la productividad, mayor compromiso de los empleados y una disminución media del 17% del absentismo. Hay que tener en cuenta que alrededor del 50% de las ausencias al puesto de trabajo se debe a problemáticas familiares”.

data center gralNo obstante, los beneficios difieren en Europa. Herraiz apunta que, “aunque la proporción del valor de los mismos es homogénea -entre un 8% y un 12% del total, sin distinción entre directivos y el resto de los puestos-, la diferencia viene dada por el tipo de beneficio otorgado, dependiendo de las necesidades o costumbres locales. Por ejemplo, en Holanda es típico ofrecer bicicletas, en los países nórdicos acceso a saunas y en Turquía no se concibe un mix de retribución que no incluya coche de empresa. En España, los beneficios más comunes son los relacionados con los seguros (vida, accidentes y salud) y, en posiciones directivas, el coche de empresa. Llama la atención la menor prevalencia en nuestro país de los planes de pensiones, sobre todo teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población”.

La nómina no es lo único que importa

Desarrollar una estrategia de personas que responda a los desafíos del negocio es una de las prioridades de los responsables de recursos humanos; las empresas saben que tienen que aportar un valor añadido que garantice la permanencia de los mejores y que sea el gancho para atraer nuevo talento. Para detectar cuáles son esos retos que marcarán la gestión de empleados, HayGroup ha realizado una encuesta a más de cinco millones de trabajadores en todo el mundo. Identifica cinco desafíos:

grupo-unido-manos-profesionalesColaboración. Gestionar el cambio y tomar decisiones implicará trabajar con diferentes equipos. Aunque el 80% de las empresas señala el trabajo en equipo como una de sus fortalezas, el 40% de los empleados no cree que exista una cultura de cooperación en sus empresas.
Agilidad. Son necesarias diferentes formas de pensar y comportarse. A pesar de que la formación continua y una comunicación son clave para ayudar a los profesionales, sólo un 50% afirma que cuenta con tiempo suficiente para formarse; y un 43% no cree que su compañía comunique las necesidades del cambio.
Transparencia. Aunque la tecnología favorece un clima de transparencia, existe una importante falta de claridad en cuanto a la retribución y el desarrollo: menos de la mitad (45%) de los empleados percibe que existe una conexión clara entre su salario y su trayectoria.
Innovación. Las empresas aseguran estar dispuestas a que sus empleados innoven, pero más de un tercio de los mismos (37%) no confía en que se animen a asumir riesgos controlados para probar nuevas ideas.
Productividad. Los niveles de productividad, incluso en estructuras estables, están alejados de ser óptimos: el 44% de los empleados opina que su empresa no opera de forma eficiente; el 45% que no está adecuadamente organizada y estructurada.

Artículo firmado por Monte Mateos publicado en Expansión:http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/desarrollo-carrera/2015/04/06/551d527622601df4528b457e.html

Acerca de TERMIGO

Térmigo Microclima es una empresa especializada en ofrecer las mejores soluciones de bioclimatización, climatización natural y calor radiante. En Termigo aprendemos de la naturaleza: La brisa del mar, la radiación del sol y la protección orográfica frente a los vientos, son elementos de inspiración que permiten recrear nuestras soluciones sencillas y eficaces. En Termigo contamos con 10 años de experiencia climatizando zonas de gran volumen y espacios al aire libre. Nuestro objetivo es ofrecer la oferta profesional más amplia de soluciones creativas al confort.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s